19.10.09

Conclusiones.

Hoy saque en claro varias cosas:
1 - El auditorio es importante.
2 - Es necesario recortar el repertorio.
3 - Hasta lo mas aburrido, puede venderse (o debe venderse?).
4 - No me dio el cuero para ser músico.

(Bueno, a Arjona tampoco y llena estadios… sigo con lo mío)

6 comentarios:

  1. Ah, no... Capusotto cualquier día, pero Arjona no, eh!
    Y, después de todo, un repertorio acotado es una ventaja. No corrés peligro de olvidarte los temas, el auditorio ya sabe lo que va a escuchar, y todos saben perfectamente cuándo empezar a revolear tomates, jajaja. Si te ponés a pensar, se trata de una cuestión de cortesía...
    Saludos.
    (Ánimo,camarada! Cuando tengas tiempo, date una vuelta por mi blog nuevo. Por ahí te sirve para encontrarle el lado amable esa terrible "verdad" de que ya todo está escrito...)

    ResponderEliminar
  2. En tanto a que si no te dio el cuero para ser músico, yo lo soy, y te recomiendo que te dediques a cualquier otro tipo de arte, menos a la Música, porque te vas a abstraer de la realidad más de lo que unx acostumbra a estar alienadx. La Música es el tipo de arte más abstracto y alienante que existe jaja: nuestras mentes no se hallan lo suficientemente desarrolladas como para elaborar un lenguaje sobre determinados conjuntos compositivos de sonidos. Éste es demasiado complejo y poco prestado de atención en nuestras vidas cotidianas y corrientes. Lo verdaderamente próximo y efectivo a nuestro entendimiento perceptivo es la visión, el tacto y la experimentación con el cuerpo (para el caso del teatro), lo cual confluye en lo emocional y/o en el aprendizaje tanto del ejecutante como del espectador.
    No fue trasladable la corriente del realismo a la manipulación de la Música debido a su elevado grado de subjetividad. Esto implicó un importante retrazo a nivel de focalización artística sobre la realidad social y el ejercicio del rol para con la misma por parte del arte musical. La Música popular es una confrontación comprensible frente a esta deficiencia descrita, a diferencia de la aplicación cerrada y distante del conocimiento musical académico comprendido desde el contexto socio político.

    ResponderEliminar
  3. Ok, gracias por el dato, me voy a inscribir en una escuelita de manualidades o algo menos abstracto.
    De todos modos, yo estaba hablando de otra cosa.
    (a veces, la metáfora y la comparación, son herramientas para la construcción de un modelo o explicación). Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Simplemente continué con la línea misma de la metáfora. Me divierte el juego de responder a aquello que no se pretende directamente expresar tal como se expresa. Por otra parte, es graciosamente una inquietud de muchxs el ser músicxs. No es nada importante. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Precisión hermenéutica. Me permito apuntar que, analizando el tema desde una perspectiva profunda, y atendiendo a las múltiples transversalidades socio-culturales, histórico-estructurales y político-ideológico-afectivas que se expresan en este post, es posible desentrañar su significación última como una acabada ejemplificación del específico temple de ánimo que los especialistas denominan "QUÉ LINDO ES BARDEAR A ARJONA!!!" (...y encima, se lo merece, SIEMPRE se lo merece...)
    Saludos,
    Pancho(escuchando a la voz del Ser, y de paso a Bob Dylan y The Clash)

    ResponderEliminar