2.4.12


El camino que se emprende, es hacia lo desconocido y eso nos pone de cara al miedo – eterno y necesario compañero de rutas, no es una paradoja, es la sensación de extranjeridad, cuando se abandona el vientre materno, el hogar primordial, el jardín florido, el centro de (nuestro) mundo.
El hombre es la medida del todo, porque lo construye: a su pasado lo idealiza, a su futuro corre con desbocada cautela, a su presente se lo bebe – cada quien a su ritmo. Lo importante es embriagarse de vida !
Que buena expresión acabo de leer: “eres rey, jefe y fin”. 
Recuerdo un fragmento de “La vida es sueño” de Calderón de la Barca. 


Y es así como la madre de todas las posibilidades es la posibilidad de morir y entonces: ya no-ser, se rompe el encanto, se responde la pregunta de las preguntas y solo hay dos posibilidades tras el letrero de GAME OVER: la una: “inserte otra moneda” / la otra: “regrese a su cotidianidad y tome las riendas de su existencia”

No hay comentarios:

Publicar un comentario