12.8.10

Otro. Tal vez

Y esas canciones que ya no me delatan, fueron el ánimo que inspiró tantas conquistas como fracasos.
Habiendo sido depredador, también a veces venado, no solo para variar o para ponerme en el lugar del otro (como observador), sino como una posibilidad cierta.

Ser, sentir y resurgir para ser no-lo-mismo, sino Otro distinto de mi.
Así quizá se explique la palabra evolución.

3 comentarios:

  1. Un despliegue de personalidad, de conducta, o de forma de interpretar la vida…
    A veces puede ser bueno, como dices, nos hace evolucionar.

    Bsos

    ResponderEliminar
  2. homocamaleonus. todo un poeta. un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. En esta vida, mi estimado Valentín debemos aprender a ser presa y cazadores. No me cabe la menor duda que has ejecutado ambos papeles y has aprendido de ellos.
    Personalmente he vivido en el papel de timador y timado, que casi viene siendo lo mismo, pero con mayor alevosía.

    Un saludo.

    ResponderEliminar