1.9.15

La punta de iceberg. Cambiar para que nada cambie

Ignoto para las ligas políticas de impacto hasta el conflicto agrario del año 2008, Alfredo Luis de Angeli, el actual Senador de la Nación pedía en 2014, en el marco de un plenario para la erradicación del trabajo en negro, que se reglamente la actividad infantil en zonas rurales durante los períodos de cosecha, puesto que según alegara ante el auditorio, es una práctica habitual en aquellas zonas.
Si bien el párrafo precedente tiene más de un año y rompe con el principio de prontitud de la información, apela al mismo tiempo a otro principio, el de oportunidad en el sentido benigno de la palabra, es decir, utilizada como faro.
¿Sabrá Don Alfredo que el trabajo infantil es uno de los mayores obstáculos para la superación de las desigualdades en el mundo entero? ¿Sabrá el Senador de la Nación que Argentina adhiere a la Convención de los Derechos del Niño y que según la norma se consideran tales hasta los dieciocho años?, ¿sabrá que la Ley de Trabajo Agrario 22.248, en su artículo 107 prohíbe expresamente el trabajo de menores de edad?, ¿conoce el alcance de la Ley 26.390 que prohíbe el trabajo infantil?
Ahora bien, nosotros tampoco podemos caer en el mero interés por el conocimiento de la norma, lo que debemos preguntarnos es cuál es la iniciativa política del Senador y posible Gobernador, con respecto a la cuestión educativa ya que los índices de alfabetismo se tornan mas flacos en las zonas rurales, tanto en nuestra provincia como en el resto del país. Aquí lo que vemos es no solo un cercenamiento al ejercicio del derecho a la educación (entre otros) sino que los niños y adolescentes son expuestos a posibles males tanto físicos como psicológicos y en el largo plazo, históricos. En el mundo el trabajo infantil azota a unos ciento cincuenta millones de niños y en la argentina, alrededor del 12 % de ellos (según cifras extraoficiales) están de alguna manera vinculados a tal.
La propuesta del Dirigente agrario y Senador Nacional por el PRO, segundo según el resultado de las PASO celebradas en la Provincia para la categoría Gobernador,  no deja sonar disparatada aun habiendo transcurrido más de un año, y cuando menos suena improvisada poniendo de manifiesto no solo su (im)pericia política, sino además su precaria concepción de la construcción de un futuro ilustrado y emancipatorio. Podemos pensar que, como tararea el dicho popular los cantores se juntan por la tonada, ya que el estilo político de la fuerza a la que representa es esencialmente precarizante de todas las relaciones sociales, en aras a un mercado voraz e irrestricto. Cambiemos le llaman ellos, cuando en realidad apelan a un libre mercado, financiero, especulativo y amoral.
Pensamos que tal vez producto de la “adrenalina” que genera el debate político y los plenarios encendidos de oratoria rimbombante, aquello fue un exabrupto del candidato, entonces buscamos en el site del Honorable Senado de la Nación la actividad parlamentaria de Alfredo de Angeli, estupefactos, encontramos el siguiente resultado (mencionaremos solo algunas intervenciones, por vergüenza ajena): en marzo de 2015 solicita se declare de Interés Parlamentario la “XXII Edición de la Fiesta del Surubí entrerriano”; en abril tiene cuatro adhesiones a las Celebraciones de la fundación de las ciudades de Hernandarias, Chajarí, Islas del Ibicuy y Victoria respectivamente.  Adhiere en mayo, a la celebración de la “XIV Fiesta Nacional del Asado con cuero”. Y entre otros hechos notables previos a la campaña a Gobernador de la provincia, inicia un derrotero de presentaciones parlamentarias para la instalación de cajeros automáticos del Banco de la Nación Argentina, en distintas localidades de Entre Ríos, encontramos no menos de cinco pedidos a considerar. Sin dejar de mencionar la petición de que la Ruta Nacional N°136 se llame “Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú”.
Lejos de buscar ridiculizar al segundo candidato más votado de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, ponemos a consideración de los lectores el talante del candidato y nos preguntamos cómo proyectar esta imagen en su jefe político Mauricio Macri y otros dirigentes del espacio con visibilidad nacional y aspiraciones electorales concretas, por ejemplo, María Eugenia Vidal en la Provincia de Buenos Aires –el distrito electoral mas importante del territorio nacional-, el ya electo Horacio Rodríguez Larreta, Carlos Melconian (hasta ahora asesor técnico) y el caído en desgracia Miguel Torres del Sel en la vecina Provincia de Santa Fe.
El presente texto, lejos de cerrarse con una respuesta, por el contrario se abre al lector en forma de preguntas, de búsqueda individual y colectiva por la democracia que nos interpela, por el futuro que tenemos en nuestras manos. Pero no cualquier futuro, vemos desde la “sección” Quienes Somos de la página pro.com.ar donde dicen textualmente: “nos une el interés por el futuro, no la constante revisión del pasado”, de esa postura y de ese futuro nos distanciamos radicalmente, pues es el proyecto de las derechas en todo el mundo, desideologizar a la misma vez que promover el individualismo acrítico, dejando de pensar el pasado como prólogo y aventurándose a un peligroso pragmatismo.

1 comentario:

  1. Está clarito Valentín, este señor necesita de esos niños trabajando para pagarles monedas y llenarse (aun más) los bolsillos de guita! Otro de los tantos impresentables.
    Por supuesto, proponen olvidar el pasado, para asegurar SU futuro...
    Abrazo!
    http://lapizclandestino.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar